Cazando Mitos

La sección Cazando Mitos está destinada a desenmascarar algunas de las afirmaciones sorprendentes que se han llegado a escribir sobre Ochate. La mayoría de ellas fueron acuñadas en los locos años 80, cuando la escasa información sobre el pueblo y las ganas de explotar aquella "mina de oro paranormal" hizo que cualquier afirmación, por absurda que fuese, se considerase cierta.  Otras, sin embargo, son opiniones recientes de aquellos que se niegan a aceptar el implacable peso de los datos históricos y se aferran como un clavo ardiendo a la versión de Prudencio Muguruza.

Iremos ampliando esta sección paulatinamente.

Se ha escrito hasta la saciedad que la primera referencia escrita sobre Ochate data del año 1134, mientras otras fuentes sitúan ese hecho en el siglo anterior. Por primera vez mostramos el documento y aclaramos su datación.

En determinados artículos se dice que la torre de Ochate fue una especie de faro para “orientar caminantes”. ¿Hay algo de cierto en esta extraña afirmación?

Tras hacer públicas las cartas del obispado de Calahorra con respecto a la desaparición del párroco de Ochate en 1871, parece haber llamado la atención un párrafo que hablaba de una epidemia de viruela que había matado a dos jóvenes y contagiado a varias personas más. ¿Es esa la confirmación de las famosas epidemias de Ochate? Lo analizamos.