Sobre esta Web

Esta página está dedicada a los hombres y mujeres que habitaron en Ochate, y a todos aquellos que aún respetan su recuerdo

 

Estimado internauta:

Si lo que te ha traído a esta Web es "buscar fantasmas" en Ochate no sigas leyendo, lamento decirte que te has equivocado de lugar. El enfoque de esta página es crítico con respecto a esa visión paranormal y cuasi-terrorífica que tanto se ha divulgado sobre el pueblo, y para defender esta postura presentamos el mayor banco de datos, artículos e imágenes sobre Ochate que se haya publicado hasta hoy.
 
Esta Web está hecha desde un profundo cariño y el mayor de los respetos hacia Ochate, el Condado de Treviño y sus gentes. Creemos que no existe mayor maldición que la de soportar desde hace años la insidiosa visita de quienes acuden a Ochate con la única intención de consumir alcohol, destrozar sus ruinas y verter montones de basura. Verdaderos indeseables que llegan con botes de pintura para dejar su impronta en los muros; que destrozan vigas centenarias para hacer hogueras y que amargan la vida a los vecinos de los pueblos cercanos.
 
Se necesitan pocos segundos para tirar un pedazo de muro, pero se empleó mucho esfuerzo para construirlo por parte de personas que habitaron y murieron en un pueblo cuya memoria merece respeto por encima de todo. Por eso no puede haber tolerancia hacia quienes destrozan, ensucian y profanan sin más motivo que la pura maldad. Afortunadamente también hay muchos visitantes respetuosos, personas interesadas en conocer Ochate y su verdadera historia, y a ellos va dirigida esta Web.
 
Cómo no, es una página dedicada a todos los Amigos de Ochate que hemos ido haciendo en nuestro camino. Personas que se han interesado de una manera sana y respetuosa por el pueblo y su pasado. Con mucha humildad, también aspira a ser un modesto archivo donde los descendientes de aquellos que vivieron en Ochate puedan conocer algo más sobre el lugar del que proceden, algo casi imposible hasta ahora, puesto que la historia real quedaba eclipsada por una leyenda negra repetida hasta la saciedad.
 
Por último, quiero destacar que detrás de esta Web hay tres personas con las que durante años he compartido el placer y el esfuerzo de recomponer pieza a pieza el pasado de Ochate, y mucho de lo que aquí se expone es fruto de su empeño personal. Ellos son Rocío Montero, Enrique Echazarra y Julio Corral. Mi más sincero reconocimiento hacia ellos.
 
Antonio Arroyo